Seguridad y Salud

 

 

La FEMECV tiene la obligación legal y estatutaria de garantizar que las actividades  federativas en montaña se realizan en condiciones adecuadas de seguridad, tanto por las instalaciones deportivas (en espacios cerrados y en la montaña), como por los equipos y materiales que se utilizan, como por los procedimientos de actuación que se desarrollan.

 

Además, el colectivo montañero y las federaciones deportivas de montaña y escalada, han tenido desde sus orígenes una vocación de mejorar la seguridad de cualquier persona, federada o no, que se adentra en la montaña a practicar una actividad deportiva. La colaboración de las federaciones de montaña en los orígenes del socorro y rescate en montaña, así como la progresiva reivindicación del nacimiento, mejor estructuración y dotación de los actuales grupos de rescate en montaña profesionales, es un claro ejemplo de ello.

 

La UIAA (Union Internationale des Associations d’Alpinisme), a la que pertenece la FEDME, estableció en 1960 una Comisión de Seguridad que, entre otras tareas, ha liderado la creación de estándares, ensayos y marcas para garantizar la seguridad de equipos de alpinismo, así como una Comisión Médica que, desde su creación en 1981, ha emitido diversas recomendaciones sobre cuestiones de seguridad y salud en las actividades de montaña.

 

La FEDME creó formalmente un Comité de Seguridad en 2015, dirigido por el principal experto español sobre seguridad en montaña, Alberto Ayora, apoyado por un equipo con gran experiencia en distintos aspectos de la seguridad en montaña. Este hito federativo está suponiendo un progresivo cambio hacia la implantación de los modernos sistemas de gestión de la seguridad en las actividades de montaña, en sintonía con uno de los objetivos de la FEDME que es “Colaborar y poner en práctica los mecanismos necesarios para incrementar la seguridad en la práctica de estos deportes” (art. 2.6 Estatutos FEDME).

 

Las principales iniciativas del Comité de Seguridad FEDME, son las siguientes:

 

Sin embargo, este proceso de modernización de la gestión de la seguridad en montaña por parte de la FEDME, quedaría frustrado si esta visión y compromiso no va transmitiéndose a las federaciones autonómicas, sus clubes y deportistas, pues es precisamente en este nivel donde se desarrolla la mayor parte de la actividad montañera federativa.

 

Así pues, los objetivos de la Vocalía de Seguridad y Salud de la FEMECV, son los siguientes:

  • Colaborar en las acciones que promueve el Comité de Seguridad FEMECV.
  • Implantar un sistema de gestión de la seguridad en montaña en la FEMECV.
  • Asesorar en asuntos de seguridad en montaña a la FEMECV, sus clubes, así como a otras entidades que se considere relevante.
  • Formar en materia de seguridad en montaña, tanto a organizadores, monitores como deportistas de actividades en montaña.
  • Comunicar y difundir buenas prácticas y comportamientos seguros en las actividades de montaña.
  • Recopilar y analizar información sobre accidentalidad en montaña en la Comunitat Valenciana o por los federados de la FEMECV.

 

Estos objetivos, por supuesto, sólo se pueden cumplir coordinándose con otros órganos o áreas de la FEMECV, como las demás vocalías, la EVAM, o el área de comunicación de la FEMECV.