Destacados

Entrevista a fondo con Mª Jesús Reig

Le llega el turno a la Vicepresidenta 2ª, una deportista de Onil que está encargándose del Código de Buen Gobierno, y la Transparencia, entre otras tareas dentro de nuestra Junta Directiva.

 

 

Puedes contactar con ella, o con cualquier miembro de la Junta Directiva desde AQUÍ

 

 

¿Cuál es su deporte de montaña favorito?

Vengo del senderismo. Me apasiona preparar y planificar las salidas, tener siempre en mente una ruta, una montaña que subir… Me encanta el ritual de ponerme las botas, la mochila, coger los bastones para salir a hacer travesías de alta montaña, y todo ello disfrutando siempre del entorno y de la gente con el que lo compartes.

 

¿Cómo lo descubrió?

Vivo  en Onil, que es un pueblo de interior de la montaña de Alicante y lo tengo ‘a tiro de piedra’. Siempre me ha llamado mucho la atención la montaña y ha sido muy fácil acceder a ella.

He tenido muy claro que cuando practicas un deporte es interesante integrarse en un club o asociación porque siempre hay gente que te acompaña, te motiva, que está muy preparada y puede enseñarte. A pesar de que Onil es un pueblo pequeño, cuenta con un club, el Centre Excursionista Colivenc, que tiene ya 36 años de trayectoria ininterrumpida y una gran cantidad de socios.

Me asocié y me inicié con ellos. Además, estar dentro del club me ha permitido conocer otras facetas y disciplinas de montaña que he practicado cuando he podido y ha sido muy enriquecedor.

 

¿Qué le llevó a ir un paso más allá y a participar en la organización y la gestión?

Pienso que gracias a la gente que se involucra las cosas funcionan. Una vez dentro, vi que podía ser parte del entramado asociativo y trabajar para que las cosas funcionen, desarrollar proyectos, colaborar en actividades, etc.

Quise echar una mano y enseguida me sumergí de lleno en la dinámica. Primero fui vocal, luego vicepresidenta…

En el club había muchos hombres en la directiva y también mi participación fue una manera de tener una representación femenina.

 

¿Cuál ha sido su trayectoria dentro de la Federación?

En 2018 el club, junto a otros clubs afines, acordaron que nos presentásemos unos cuantos miembros para darle un aire nuevo a la Federación, que entraran ideas nuevas. Me presentaron y salí elegida como asamblearia.

 

¿Qué le impulsó a sumarse a este proyecto y terminar en la vicepresidencia de FEMECV?

Yo soy una de las últimas incorporaciones a la Junta Directiva. Me llamó Carlos en la primavera del 2020 para plantearme ser la vicepresidenta segunda. Me sentí halagada y sorprendida. Y también supuso un gran reto para mí, pues  no sabía cómo funcionaba una federación y lo estoy descubriendo a pasos agigantados.

La verdad es que siempre he pensado que había que trabajar y colaborar en estas cosas y mi club había apostado por mí, así que trato de ofrecer todo lo que pueda.

 

Está resultando una experiencia positiva…

Estoy conociendo a gente con mucho ímpetu y muy preparada. También estoy aprendiendo mucho. La federación es una organización con un estructura muy grande. Hay mucho trabajo y muchas personas involucradas.

¿En qué está trabajando en este momento?

Tenemos un Código de buen gobierno  muy bien confeccionado, que establece las pautas para un comportamiento ético de todas las personas que conforman la Federación, entre otras cosas, estoy haciendo el seguimiento de su cumplimiento.

 

Una meta que quiera lograr

Establecer y mantener una relación de confianza entre el federado y la Federación, un acercamiento y conocimiento real de la Federación respecto al federado. Quiero que la federación sea transparente y cercana y toda la información le llegue al federado. Que la Ley de Transparencia sea efectiva. Creo que ya estamos en el camino.

También deseo que los nuevos “usuarios” que ha traído la pandemia encuentren en la Federación un modo de descubrir la montaña. Tenderle una mano a todos los que se acercan a la montaña ayudándoles a descubrirla con pasión, seguridad y responsabilidad.

 

 

Autor: 
Área de Comunicación FEMECV