Destacados

Entrevista a fondo con Sabina Pitarch

Cuidando a los Clubs de la provincia de Castellón, es la Delegada Provincial dentro de la Junta Directiva. Trabaja en equipo con las delegadas de Valencia y Alicante, para que escuchar y atender sus necesidades.

 

 

Puedes contactar con ella, o con cualquier miembro de la Junta Directiva desde AQUÍ

 

  • ¿Cómo descubrió el senderismo?

Pues fue un poco por casualidad, cuando teníamos veintitantos años, estábamos ya cansados de hacer siempre las mismas cosas en fin de semana. Lo típico, vamos, salir de marcha, levantarse destrozado al día siguiente… y nos enteramos que había un grupo en Vila-real que salía a caminar por la montaña, el grupo de Eliseo. Eran bastante mayores que nosotros, y pensábamos que sería sencillo… ¡Esa noche no pude dormir de lo que me dolían las piernas! Y total fuimos a los Órganos de Benitandús. La cuestión es que nos enganchó, y a partir de entonces, mi marido y yo (que entonces éramos novios) empezamos a hacer senderismo cada vez de manera más asidua, hasta que se convirtió en nuestra afición principal en aquel momento.

 

  • Comenta que para usted no es solo un deporte. ¿Qué más es?

Por supuesto que es mucho más que un deporte.

Hacer senderismo te da la oportunidad de estar en contacto con la naturaleza, de disfrutar del entorno, de respirar aire puro, de sólo escuchar el viento. Cuando vas en compañía, la caminata ayuda a conocer mejor al acompañante, porque el momento es relajado y permite las charlas íntimas. Todo esto se traduce en una tranquilidad interior.

Aparte de este beneficio mental, el senderismo permite conocer mejor tu entorno. Aprendes historia y cultura, cómo se vivía hace cien años, los oficios antiguos, las minas donde se extraían diversos minerales, las trincheras y construcciones bélicas de la línea xyz, las construcciones de piedra en seco, las cuevas rupestres, descubres el patrimonio olvidado: castillos, despoblados, santuarios, sistemas de riego y tantas otras cosas.

Pero sobre todo te permite conocer mejor la naturaleza, el ciclo de vida de las especies, el ciclo del agua, disfrutas de los bosques, los barrancos, las montañas, los ríos, las pozas, las vistas panorámicas…

Resumiendo, para mi practicar senderismo los fines de semana es mi manera de cargar las pilas, de llenarme de energía.

 

  • ¿Qué le llevó a integrarse en un centro excursionista?

Cuando empezamos a hacer senderismo solíamos salir con grupos organizados de excursionistas, luego a medida que la afición aumentó nos llevó a hacernos socios del Club excursionista de Vila-real y de la Societat d’Amics de la Serra Espadà (SASE). Pertenecer a un centro excursionista te ofrece la posibilidad de conocer gente con tus mismas aficiones y pertenecer a un grupo afín. Pero no sólo sirve para socializarse, la mayor utilidad es aprender a practicar el senderismo en condiciones de seguridad. Se aprende a caminar en grupo, a seguir las indicaciones de un guía, a saber todo lo que tienes que meter dentro de la mochila antes de salir a caminar, a elegir la ropa y el calzado adecuado, a reconocer las condiciones climatológicas adversas, a leer un mapa, a identificar la señalización, en fin, lo dicho, a aprender a hacer senderismo.

 

  • ¿Qué destaca de aquella etapa?

Yo la recuerdo como una etapa muy bonita. Todos los fines de semana salíamos a hacer rutas de senderismo. Cuando se juntaban varios días festivos íbamos a caminar fuera, a Guadarrama, Cazorla, Monfragüe, Montseny, Aigüestortes, Pirineos…, participábamos en carreras de montaña, incluso participamos varios años seguidos en la Marató i Mitja, nosotros caminando claro.

Pero lo más destacable de aquella etapa es que hicimos unos cuantos amigos, de esos de los de verdad, de hecho, seguimos siéndolo y seguimos saliendo a caminar juntos.

 

  • Cuando nacieron sus hijos fundó la Asociación Club 32 Actividades con Niños. ¿Qué le empujó a hacerlo? ¿Cree que no existían esas actividades enfocadas a la familia?

Pues de esto hace ya diez años. Por aquel entonces había clubs que hacían rutas familiares, que se traducían en rutas de nivel de dificultad bajo pero que no eran exactamente rutas orientadas a niños, y algún club hacía salidas con niños, pero muy pocas. Entonces se me ocurrió la idea de fundar una asociación para realizar distintas actividades en familia, entre ellas por supuesto salir a hacer senderismo con los niños. Los míos empezaron con dos y cinco años, el pequeño al principio un rato caminando un rato a brazo, pero rápidamente les enganchó también. La asociación resultó un éxito, porque nos encontramos con muchas familias en nuestra misma situación, con ganas de salir a caminar pero con la dificultad de mantener entretenidos a los niños. En cambio, el hecho de salir en grupo con otros niños y niñas de su edad, compartiendo juegos durante el trayecto, hace que se olviden de quejarse de nada, y caminan incluso más que muchos mayores. Fue una experiencia enriquecedora, pero yo ya tuve que apartarme para dedicarme a otras cosas.

 

  • Esta situación ¿ha cambiado? ¿Hoy en día hay un mayor compromiso por integrar a la familia en la práctica deportiva de montaña?

Pues yo creo que no ha cambiado demasiado, ojalá me equivoque. Conozco clubs que organizan salidas con niños, pero son los menos. La realidad de los clubs es que en general, los que su actividad principal es el senderismo, tienen una edad media alta, lo que hace que no necesiten organizar salidas familiares. Lo que sí ha cambiado es que en los últimos años se han creado muchas empresas de ocio activo que pueden cubrir las necesidades de las familias.

 

  • ¿Desde cuándo participa activamente en FEMECV?

Pues me incorporé con la candidatura de Carlos Ferris, por lo que ya va para más de dos años.

 

  • ¿Cómo es su trabajo cómo delegada de FEMECV?

El trabajo de las delegadas consiste en servir de nexo de unión entre la FEMECV y los clubs, en mi caso me encargo de los clubs de Castellón. Mi labor principal consiste por un lado en intentar acercar la federación a los clubs, dándoles información de las actividades que se organizan, de los cursos, de las tarjetas federativas, etc. y por otro lado de trasladar las necesidades de los clubs en cuanto a formación, organización de actividades, seguros, participación en eventos, necesidades del asociacionismo, etc. a la federación para que sean tomadas a consideración. La segunda función es asumir la representación de la FEMECV en todas las actividades del calendario federativo organizadas en Castellón. Y ya a nivel interno de la federación, participar en los distintos grupos de trabajo en los que pueda ayudar en labores de asesoramiento y apoyo.

 

  • Un reto o deseo que llevar a cabo en la federación o en el mundo del deporte de montaña de la Comunitat?

Pues el reto principal, y uno de los motivos por el que entré a colaborar en la FEMECV, es aproximar la federación a Castellón, y para ello la idea sería poner en funcionamiento la sede provincial de la FEMECV en Castellón. Estamos trabajando en ello, así que esperamos tener buenas noticias en no demasiado tiempo.

 

 

 

Autor: 
Área de Comunicación FEMECV