Destacados

Entrevista a fondo con Silvia Rodríguez

Realiza un trabajo en equipo junto a sus compañeras delegadas de Alicante y Castellón. Los Clubs de la provincia de Valencia tienen en ella un nexo de unión con la Junta Directiva, para transmitir y ser altavoz de sus propuestas, necesidades... etc.

 

 

Puedes contactar con ella, o con cualquier miembro de la Junta Directiva desde AQUÍ

 

  • Sabemos que práctica numerosos deportes desde niña: hípica, gimnasia, mountain bike… ¿cómo dio el salto a la montaña?

Me inicié en el deporte por mi padre. Como gimnasta deportivo, él fue el que me descubrió el placer de practicarlo.

La montaña la descubrí ya entrada en la adolescencia, sobre los 18 años. Siempre me ha apasionado viajar, tanto dentro como fuera de España. Uno de mis primeros viajes fue a Austria, me impresiono el Grossglockner en los Alpes Orientales, yo quería subir y ahí que me atreví.

Pero realmente siempre me ha llamado la atención la naturaleza y me ha hecho sentir bien caminar y sentirme en contacto con ella, mi mejor terapia. Siempre me ha pasado, tanto en el mar como en la montaña. Desde pequeña íbamos en familia el fin de semana al monte o a la playa y por ello creo que de ahí viene mi afición.

 

  • ¿Y cuál es el deporte de montaña que practica?

Pues un poco de todo. Como persona inquieta y curiosa que soy me atrae probar cosas nuevas. Me gusta mucho practicar senderismo, pero sobre todo el alpinismo y la travesía. Esta última me apasiona. Estar desconectada de la tecnología y de la ciudad y pasar 3 o 4 días en la naturaleza, me encanta. Principalmente por el aprendizaje y el disfrute que te ofrece y la resiliencia que te permite desarrollar.

 

  • ¿Cómo encaja esta gran afición deportiva con las obligaciones laborales?

Puede que sea deformación profesional, pues trabajo en investigación clínica y tocamos muchos ítems a la vez. Creo que mi capacidad organizativa viene de ahí y aprovecho muy bien mi tiempo fuera del trabajo y los fines de semana para vivir intensamente el deporte.

 

  • ¿Cómo fueron sus inicios en el asociacionismo?

Cuando vivía en Madrid ya practicaba montañismo. Al trasladarme a Valencia me uní al Grupo Senderista de Valencia del que guardo muchas amistades y bonito recuerdo. Era muy divertido. Hacíamos muchísimas actividades y fueron unos años muy intensos.

También estoy en un club de kayak de mar participando en competición, porque me apasiona el mar. En estos momentos compagino ambas aficiones y desde el año pasado dirijo la Sección de Montaña Club Judo Canet, organizando y promoviendo actividades de montaña en familia y fomentado la participación en actividades medioambientales.

 

  • ¿Y la entrada en FEMECV?

Fue un poco de casualidad. Me animó un amigo porque consideraba que podía aportar mucho y podría ser la voz de muchos federados. Como siempre me gusta estar en proyectos, pues me decidí a colaborar presentándome como deportista en las pasadas elecciones. Fui elegida asamblearia y se me propuso para unirme a la junta.

 

  • ¿Cómo está siendo su trabajo cómo delegada de FEMECV?

Increíble. Sobre todo el acercamiento. Era un deseo que siempre había tenido pero no lo veía tangible. El estar ahora como delegada y poder ser la receptora y la voz de las ideas y propuestas que llegan desde clubs y federadas/os, es un lujo. Para mí es una satisfacción ayudar y coordinar estas dudas e inquietudes.

 

  • Un reto o deseo que llevar a cabo en la federación o en el mundo del deporte de montaña de la Comunitat

Ya de hecho he podido materializar muchos retos. El primer reto fue lanzar la encuesta de estado de los clubs de la Federación y elaborar el informe, que nos permitió ver las necesidades y con los resultados pudimos proponer un programa de actividades de interés. Actualmente estoy trabajando, junto con la Vocalía de Montaña Inclusiva y la Vocalía de Seguridad y Salud, en un proyecto que esperemos vea la luz para Junio.

Muchos de los programas de la junta se plasmaron al principio de la legislatura: formaciones, talleres divulgativos, programas culturales, etc. También la complejidad de crear varias vocalías que no habían existido hasta entonces.

Desde las delegaciones provinciales hemos trabajado para activar y reactivar a los clubs y seguimos trabajando en dos retos, uno a través de las Jornadas Interclubs y otro es poder celebrar a finales de año el 1er Congreso de Montañismo de la CV.

Las delegadas acercamos la Federación a las federadas, federados y a los clubs para mover y promover aquellas actividades e iniciativas que se proponen y sobre todo quiero trasmitir al colectivo federado y Clubs que la federación es cercana, la comunicación activa y bidireccional y los intereses son comunes para avanzar y crecer como estructura asociativa en valores, formación y respeto al medio natural. 

 

El montañismo es deporte, cultura, naturaleza, seguridad, inclusión, territorio y salud. 

Donde hay voluntad hay camino y por ello, todas y todos somos Federación. 

 

 

Autor: 
Área de Comunicación FEMECV