Destacados

Jose Luis Trasobares abandona el equipo de Reto Everest

El componente más joven del grupo, José L. Trasobares sintió mareos y visión nublada, cuando se aproximaba junto al resto del grupo al Campo I, situado a 7.050 m. Ante estos síntomas, Traso decidió dar media vuelta y descender al Campo Base Avanzado para perder altura de inmediato. Una vez allí, y viendo que su estado no mejoraba siguió descendiendo hasta el Campo Base Chino, ubicado a 5.150 m.

En este campamento, el montañero afincado en El Campello pasó 5 días solo, tratando de recuperarse. Desde allí y observando que los mareos volvían a aparecer y el grado de saturación de oxígeno en la sangre iba disminuyendo, llamó a dos médicos españoles que nos asesoran desde España, los cuales le advirtieron de un posible inicio de edema pulmonar y neumonía con inflamación de pleura, aconsejando a Trasobares acudir a un Centro Hospitalario con el fin de ser sometido a unas analíticas y control.

Finalmente José L. Trasobares, un día antes de que los demás nos reuniéramos con él en el Campo Base Chino, abandonó la montaña y se trasladó a Kathmandú, donde se encuentra a la espera de embarcar en un vuelo de vuelta a España, que tomará en unos días.

La decisión de no acudir a un hospital en Kathmandú y preferir esperar a ser chequeado una vez llegado a España, se debe al recuerdo de la pasada expedición del 2009 al Cho-Oyu, cuando nuestro compañero Francisco Marcos ingresó en Kathmandú por un tema de congelaciones, llevándose de recuerdo de aquel centro hospitalario una bacteria, que de no ser por la astucia de los médicos del clínico de Zaragoza, podía haber acabado con su vida.

A día de hoy, el resto del grupo: José A. Alejo, Juan Agulló y Vicente García, nos encontramos recuperándonos en el Campo Base Chino. Ahora esperamos que el tiempo mejore para retomar la escalada y esta vez ir directos hacia la cumbre.

Autor: 
Jaime Antón Albentosa
Etiquetas: